Qué es arte y porqué lo hacemos

Notas sobre pintura

(Publicado en Ruido Nº16 fanzine independiente de La Palma)

Joseph Beuys. “La revolucione siamo noi”. 1972 Joseph Beuys. “La revolucione siamo noi”. 1972 El arte se podría definir como la manifestación del anhelo, el deseo del hombre por la realización espiritual. La comunicación artística se lleva acabo con este fin, definir la verdad y luego proyectarla con una fórmula poderosa y rica en significados universales a todos los niveles. El arte no puede ser demasiado esotérico, pues pierde la capacidad de comunicar su mensaje, y por tanto su validez. Así, un buen artista es aquel que es capaz de llegar a mucha gente, aquel que proyecta sus ideas universalmente.

Kant afirmó que el artista crea a la manera de la naturaleza, y es que la naturaleza y la bondad proporcionan al hombre la comunicación más directa con lo misterioso, aquello que nos induce a descubrir caminos para acercarnos a la verdad. Para ello, como cita Valerino Bozal en “El Tiempo del estupor”, el artista niega la normalidad cotidiana, siendo sus obras la manifestación patente de esa negación. Pero, ¿no es también el arte una búsqueda del yo? La creación artística es la más nítida manifestación de la expresión libre del yo, la forma paradigmática con la que alcanzamos la autodefinición. Y, ¿porque lo hacemos? Tal vez, porque nos es innato preguntarnos por la naturaleza del mundo sin que nos quede otra respuesta que construirlo. La tarea del artista es ayudar a ejercitar el potencial del ser humano y aportarle nuevas percepciones y apreciaciones a la visión del mundo. Si la realidad es una construcción individual, entonces el arte nos muestra la complejidad y la riqueza del mundo a través de infinitas definiciones de la realidad. Todo arte es una forma de confesión y los artistas están obligados a contar la historia entera.